Es uno de los conductores más cotizados de la televisión nacional. Ahora incursiona también como productor. Su rebeldía lo condujo a abrirse espacio en los medios.

Muy joven decidió dejar Santa Cruz para estudiar Agronomía en Trinidad y seguir con la herencia familiar como ganadero. Sin embargo, aquel mal estudiante que se aplazaba “hasta en los recreos” tenía otro destino: ser presentador de televisión.

Ronico Cuéllar es sinónimo de entretenimiento y diversión, a lo largo de más de una década ha construido una carrera como conductor, actor, radialista y otros oficios propios de un artista.

Ronico Cuéllar

Hace poco se unió a la Red Uno para presentar el programa “The Narigón Show”, una coproducción entre el medio y él. Luego de un año fuera de las pantallas, la oferta de incursionar como productor, además de presentador, lo cautivó y lo animó a reencontrarse con su público. Ahora también es parte de “El Mañanero”.

PUBLICIDAD

Pero, detrás de una carrera exitosa y consolidada hay una vida construida con base a talento innato, rebeldía y, quizás, un golpe de destino prefijado, como relata en esta entrevista con ASÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.